Croquetas sabrosas

Si el ingrediente es un poco insípido como cuando le añadimos restos de pollo asado o bien hacemos croquetas de pescado, le da un plus de sabor sofreír cebolla antes de echar la harina en la bechamel, o también podemos cambiar parte de la leche por un poco de caldo de pollo o caldo de pescado o marisco.

Casi al final ya añadimos la sal según el ingrediente elegido, pues si es jamón serrano no conviene pasarse, también un punto de pimienta, y si os gusta nuez moscada que le da un sabor especial a la bechamel.

Por último no por mezclar más cosas en una croqueta vamos a lograr más sabor, lo ideal es que si una croqueta es de pollo que sepa a pollo, y si es de jamón pues a jamón, así que busca un ingrediente principal que sea el protagonista de tu croqueta.