Pisto manchego

Ingredientes

  • Cebolla
  • Pimiento
  • Tomates
  • Calabacín
  • aceite de oliva y sal

Elaboración

La forma de elaborarlo es muy sencilla, ya que hay que ir haciendo los ingredientes en función de su tiempo de elaboración, es decir, de lo que más tarda en hacerse a lo que menos tarda.

  1. Cortamos las cebollas y los pimientos en trozos de 1 cm aproximadamente. Lo mismo haremos con los pimientos y los calabacines.
  2. Ponemos la olla al fuego con aceite de oliva, empezaremos con la cebolla, después de rehogarla durante unos minutos, con un poco de sal para que se ablande antes, incorporaremos los pimientos. Durante unos 10 ó 12 minutos los mantendremos a fuego medio y removiendo para que se haga todo por igual.
  3. Mientras se hacen preparamos los calabacines y los tomates, mejor tomates pera, ya que son mas carnosos y tienen menos pepitas. Quitamos piel y pepitas, y troceamos.
  4. Los unimos a la cebolla y al pimiento, que ya deberían estar tiernos. Removiendo y a fuego medio iremos observando que el pisto llegue a su punto ideal. Deberían ser 20 ó 25 minutos los necesarios para que el pisto esté preparado.

El pisto manchego es un excelente plato por sí mismo acompañado de huevos revueltos, escalfados, aunque también lo podemos poner como guarnición de conejo, pollo, huevos fritos, etc.